Formas de comer los alimentos

Con frecuencia, a la hora de tomar determinados alimentos, surgen dificultades para determinar la correcta ingestión de los mismos. A veces nos podemos ver en situaciones algo incómodas si no sabemos como ingerir un alimento. No se trata de dar reglas estrictas pero si de orientar sobre las tendencias más generalizadas y naturales. El correcto comportamiento en la mesa se basa más en la clase personal que en el acotamiento de estrictas y severas reglas.

AVES

  • Cuando son piezas enteras es conveniente trincharlas. Si son aves despiezadas primero es conveniente cortar las coyunturas para facilitar la labor. A continuación se practican cortes de forma paralela al hueso (este tipo de sección coincide con la disposición de las fibras carnosas); de esta manera la carne no se desgarra y se puede comer con mas facilidad.
  • Si hay niños pequeños se puede trocear todo el alimento de una sola vez. En el resto de los casos nunca realizar esta operación.
  • Nunca se utilizan los dedos para coger el trozo de carne o ave.

PESCADO

  • Es otro de los platos problemáticos, especialmente por el agravante de las espinas. Con cualquier tipo de pescado, el primer paso que debe realizarse es buscar las espinas centrales y separarlas del resto (el diseño del cuchillo de pescado permite sin ningún tipo de problemas realizar esta tarea o en su defecto utilizar el tenedor ayudado con un trozo de pan).
  • Si en algún momento encontramos una espina en la boca la cogemos discretamente con la mano (tapándose con la otra o con la servilleta) y la depositamos con naturalidad en el borde del plato. Prohibido utilizar un palillo.

PASTAS

  • Ningún tipo de pastas a excepción de la lasaña o la popular pizza, puede ser cortada con cuchillo y tenedor.
  • Con la pasta larga (tallarines o espaguetis) se debe utilizar el tenedor para enrollarlo, en un gesto rotatorio, en sentido de las agujas del reloj.
  • Aunque teóricamente sea el único cubierto permitido, se puede emplear una cuchara cuyo cuenco servirá de apoyo al giro de tenedor.
  • De todas las formas hay cubiertos especialmente diseñados para tomar este tipo de alimentos. Nunca inclinar la cabeza sobre el plato no sorber los fragmentos que sobresalgan de la boca.

MOLUSCOS

  • Ostras: hay pinzas especiales para su consumo pero solo se utilizan en comidas formales y restaurantes de lujo. Lo más habitual es rociar la concha abierta con jugo de limón y luego llevarla con la mano directamente a la boca para comer la parte carnosa (se suelen servir seis ostras por persona.) El jugo se puede beber.
  • Mejillones y almejas. también se utilizan las manos siempre que se presenten con su caparazón o concha. Nunca se introduce la concha entera en la boca, sino sólo el borde con la parte carnosa.
Te puede interesar:  Medidas para el control de costes y márgenes en banquetes.

CONSOMÉ

  • El consomé se presenta en una taza especial que tiene dos asas además de un plato propio para esa taza. Se toma con la cuchara de consomé (aunque puede ser sustituida por la de postre) y cuando quede poco líquido en la taza se puede beber directamente de ella. La cuchara, cuando se termine, descansa dentro del plato cuando se termina.

SOPA

  • Si está caliente no se remueve ni se sopla. Se coge la cuchara que va desde el borde del plato hacia el centro para evitar que las gotas caigan sobre el comensal. No se sorbe ni se hace ruido al tomarla. Cuando se termina la cuchara descansa dentro del plato.

MARISCO

En contra de la opinión generalizada, los mariscos (ni siquiera las gambas o langostinos) nunca deben pelarse con cuchillo y tenedor: lo correcto es utilizar las manos. Así por ejemplo:

  • Cangrejos de mar, centollos: se sostiene el caparazón con la mano izquierda y se emplea la derecha para separar las patas. Éstas se arrancan para poder comer su carne directamente con la boca. Tras quebrar las patas más finas, se utiliza un cubierto especial para extraer su contenido. La parte más carnosa adosada al caparazón puede comerse con la ayuda de cuchara o tenedor.
  • Langosta: para comer este tipo de crustáceos es imprescindible recurrir a unas tenazas y pinzas especiales, diseñadas para extraer la musculosa carne de las patas y pinzas. Por lo que respecta al cuerpo, se puede trinchar la parte carnosa con la ayuda de un tenedor.
  • Gambas y langostinos: la relativa sencillez para ser pelados con las manos no obliga a utilizar ningún cubierto. Decir que ha personas que opinan lo contrario y que utilizan el tenedor y cuchillo para tal fin.

Algunos consejos para el consumo de marisco.

  • Hay que tener cuidado al pelar estos crustáceos ya que su caparazón está formado por una dura quitina que puede provocar cortes profundos y sangrantes. Estos incidentes suelen resultar aparatosos y arruinar fácilmente cualquier festín.
  • Si se sirve marisco hay que procurar disponer junto al plato de servicio un lavamanos o en su defecto pequeñas servilletas impregnadas en zumo de limón. Éstas se usarán para limpiar las manos antes de cambiar de plato.
  • Si se ha preparado un cóctel de gambas o langostinos éste se presenta en copa especial y se toma con cucharilla.
Te puede interesar:  6 razones por las que Instagram es eficaz para la comercialización de restaurantes

CARACOLES.

  • El consumo de caracoles puede provocar situaciones incómodas. En restaurantes de lujo hay unas pinzas especiales para coger el caparazón y unos pequeños tenedores para extraer la parte carnosa.
  • En casos menos formales se pueden coger con la mano y ayudarse de un trozo de pan para llevar la carne a la boca. Recordar que la parte final del caracol no ha de ingerirse. Es de mala educación sorber directamente el líquido del caparazón.

HUEVOS

  • Si son huevos pasados por agua se presentan en una huevera con un platito. Para romper la cáscara se coge la cucharilla y se golpea suavemente la cáscara en su punta. Si lo deseamos podemos introducir pequeños trozos de pan con la cucharilla y los iremos cogiendo para tomarlo. Si son huevos fritos se comen con el tenedor y nos ayudamos con un trozo de pan.
  • La tortilla nunca se corta con el cuchillo excepto cuando se trate de trocearla para su posterior reparto, lo que no puede suceder en una ocasión formal.

ALCACHOFAS

  • Las alcachofas se tienen que consumir según sean presentadas en la mesa.
  • Si es una alcachofa entera las hojas se arrancan una a una con los dedos. La parte carnosa de la hoja se moja en la salsa que se ha preparado, se muerde delicadamente y el resto se deposita en el borde del plato.
  • Cuando llegamos al corazón del vegetal se como con la ayuda de un cuchillo y tenedor, cubiertos que también se utilizan cuando el plato consiste en corazones de alcachofa rebozados.

PATATAS Y VERDURAS

  • Se trocean siempre con el cuchillo.

ESPÁRRAGOS

  • Es uno de los platos más controvertidos respecto a su consumo.
  • Hay varios tratados en los que se coincide en que es uno de los pocos alimentos que se pueden coger con las manos directamente: se agarran por el extremo del tallo, se mojan en la salsa que ha sido preparada para ello y se llevan a la boca.
  • De todas las formas comentar que también existen pinzas especiales para el consumo de espárragos que se utilizan en restaurantes exquisitos o acontecimientos muy formales.
  • Aún así y en tratados más recientes sobre este tema indican que lo más correcto es utilizar el cuchillo y tenedor con toda naturalidad.
Te puede interesar:  Técnica del desbarazado (Video en Inglés)

EMBUTIDOS

  • Se deben comer siempre con cubiertos.
  • Primero hay que quitar la piel: se practica un corte transversal en la rodaja. A continuación se sujeta la pieza con el tenedor mientras con el cuchillo se va despegando la piel.

FRUTAS

Hay diversas polémicas no solo en cuanto al tema de emplear los cubiertos sino en cuanto a la conveniencia o no de quitarles la piel para conservar las vitaminas propias de cada fruta. De todas las formas estos son algunos consejos:

  • Manzanas y peras: la pieza de fruta se sujeta con el tenedor. Se secciona el tallo y la zona posterior y después se corta en cuartos que serán pelados uno a uno. Posteriormente se trocean en pedazos pequeños.
  • Naranjas y mandarinas: tras seccionar los extremos para lograr una mejor base de apoyo sobre el plato, se procede a realizar varios cortes verticales en la cáscara, que luego se separa con la ayuda y tenedor.
  • Albaricoques: se toman con piel, por lo tanto han de estar bien limpios.
  • Melocotones: se sujetan fuertemente con el tenedor y se va separando lentamente la piel hasta dejar la parte carnosa a la vista. A continuación se trocea en pedazos medianos.
  • Plátanos: se cortan ambos extremos con el cuchillo y se hace un corte longitudinal. La carne se trocea con el tenedor.
Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
alimentos