Sabes cómo identificar un billete de dóllar falso?

0
24 lecturas

La fabricación de billetes de banco

La impresión de billetes de banco es ejecutada por entidades especializadas, que generalmente no fabrican los dos elementos indispensables a esta labor, como son el papel y las tintas especiales para esta actividad, las que son elaboradas a su vez por empresas dedicadas casi exclusivamente a su fabricación.

Estas entidades impresoras de billetes de banco y otras especies valoradas (bonos, acciones, sellos del timbre, etc.) pueden ser de carácter estatal o privado, pero en este último caso están sujetas a un estricto control gubernamental para verificar la integridad de su funcionamiento. Lo anterior es válido para los fabricantes de papel de seguridad especial para billetes de banco.

Publicidad

En cuanto a las tintas utilizadas en la impresión de billetes de banco conocidas como tintas fiduciarias, solo son vendidas a las impresoras de billetes, para evitar su utilización con fines ilícitos.

Advertisements

Alteraciones

Es conveniente destacar que existen alteraciones de tipos casuales y por tanto no fraudulentas. Podemos citar, por ejemplo, el caso de billetes que se han decolorado involuntariamente por efecto de algún agente químico, o se ha reducido su tamaño.

Ahora bien, las alteraciones de billete de banco con carácter fraudulento consisten en modificar su aspecto alterando los signos de valor.

Este tipo de alteración, como solo afecta parcialmente el billete, es detectable a simple vista por lo que su introducción en la circulación es a través de personas que no conozcan las características del billete o que conociéndolas no observe el mismo en forma general sino solo su denominación en números. Por ejemplo:

Falsificaciones

La falsificación, que constituye un delito de fraude, se trata de reproducir el billete, utilizando distintas técnicas y medios a ese fin, con el objeto de obtener ingresos ilícitos.

Con excepción y con un carácter muy casuístico tenemos las llamadas falsificaciones con objetivo político como las realizadas por los alemanes y los ingleses en ocasión de la segunda guerra mundial.

Atendiendo a los medios utilizados para efectuar la reproducción podemos clasificarlas en falsificaciones artesanales y falsificaciones industriales.

Falsificaciones artesanales

La característica de las falsificaciones artesanales es que, aunque su magnitud es muy inferior al de las industriales (se estima un 10% del total del importe falsificado), sus autores son muy numerosos y más difíciles de localizar, por cuanto los medios utilizados en la reproducción son de fácil obtención, pequeño tamaño y consecuentemente fácilmente trasladable de un lugar a otro.

Los medios más utilizados en las falsificaciones artesanales son las fotocopiadoras a color, cuya tecnología presenta sustanciales mejoras a partir de los últimos años, lográndose reproducciones muy fieles, aunque por otra parte los impresores le oponen elementos de seguridad como las tintas metaméricas y de óptica variable.

También se utiliza la serigrafía (silk – screen) que, aunque no obtiene colores tan precisos como la fotocopiadora ofrece al tacto cierto relieve para simular la impresión grabada.

Adicionalmente los falsificadores artesanales utilizan técnicas de dibujo, retoque, injertos y lavados, para efectuar o completar su labor.

Falsificaciones industriales

Las falsificaciones industriales se realizan utilizando equipos de impresión litográficos, ya que los de calcografía no le es factible adquirirlos por las razones señaladas anteriormente, al igual que sucede con los equipos offset de impresión simultánea.

Por su grado de preparación estos falsificadores pueden ser individuales y organizados.

Los falsificadores organizados cuentan con talleres con tecnología avanzada de impresión, logrando falsificaciones de calidad y alta producción.

A continuación, vamos a comentar algunas formas utilizadas para tratar de reproducir estos dispositivos de seguridad:

  • Con relación al papel: El papel resulta el elemento del billete de banco más difícil de falsificar, en razón de las características antes señaladas del papel fiduciario.

La forma más sofisticada de falsificación es la decoloración de un billete legítimo de denominación baja (digamos un dólar) y su reimpresión en el formato de una denominación mayor (por ejemplo 100 dólares), método que se ha aplicado en el caso del dólar norteamericano en las emisiones anteriores a 1990.

Esto ha sido posible por el hecho de que los billetes norteamericanos tienen todo el mismo tamaño, no tienen marca de agua diferente para denominación y solo a partir de 1990 se le incorpora al papel un hilo de seguridad que visto a trasluz tiene una impresión con la denominación del billete, por lo que si el papel de una denominación se utiliza en la reimpresión de otro de mayor denominación la sustitución es detectable a simple vista.

En los hilos de seguridad se trata de imitarlos mediante la repetición de dobleces del papel, o por la líneas marcadas a lápiz o impresos en la parte exterior del papel, e incluso en la parte interior dividiendo el papel en dos hojas lo que resulta muy complejo, pero puede detectarse ya que se notaría un menor espesor del papel en el área del hilo y en caso de que se tratara de insertar algún material sustituto del hilo para que la imitación se apreciara al tacto el procedimiento sería harto laborioso lo que limitaría el volumen de billetes falsificados de esta forma.

Las fibrillas de seguridad y planchetas se imitan pintándolas o pegándolas, lo que se detecta por el hecho de estar en la superficie del papel y no inserto en él.

En el caso de papeles de color, el que siempre es muy tenue, se trata de imitar mediante impresión, lo que puede detectarse utilizando una goma de borrar, ya que si el papel es legítimo mantendrá el color, pero si ha sido impreso se decolorará.

  • En cuanto a la impresión: la dificultad mayor de los falsificadores respecto a la reproducción de la impresión es el imitar el relieve al tacto que proporciona el sistema calcográfico, ya que no les es posible adquirir este tipo de equipo.
Te puede interesar:  Tipos de cubierto. Piezas de la cubertería.

Características y elementos de seguridad del dólar norteamericano

Características

En Estados Unidos han sido emitidos desde su inicio los siguientes tipos de billetes:

  • Treasury Notes (1890 –1891)
  • Gold Certificates
  • Silver Certificates
  • National Bank Notes
  • United States Notes
  • Federal Reserve Bank Notes
  • Federal Reserve Notes

La mayoría de estos tipos de billetes ya no circulan, pero no han sido desmonetizados por lo que mantienen su valor. Actualmente solo se imprimen los del tipo “Federal Reserve Notes” pero hasta hace algunos años también se imprimían otros dos tipos, por los que pasamos a relacionarlos consignando algunas diferencias entre ellos para su conocimiento:

Tipo de billete Color del sello del tesoro Denominaciones
Federal Reserve Note Verde 1, 2, 5 10, 20, 50 y 100
United States Note Rojo 2, 5 y 100
Silver Certificates Azul 1, 5 y 10

Detalles del anverso (frente) y reverso (dorso)

Anverso

Leyendas: Federal Reserve Note y United States of America ubicadas en la parte superior del billete, excepto esta última en el billete de 50 en las emisiones anteriores a 1996 que está en la parte inferior.

Sello del Tesoro: Ubicado en la parte central derecha impreso en color verde. Hasta 1963 el texto está en latín y el escudo interior es más redondeado. Con posterioridad a ese año el escudo es más cuadrado y la llave está en posición inversa.

El espacio en blanco en la cabeza de la llave forma un número ocho (08) y en el pie de la llave una letra T. El listón central en forma de V invertida tiene 13 estrellas y en la parte superior aparece una balanza. El borde exterior asemeja una sierra con puntas aguzadas.

Sello ficticio

Banco emisor: Estos billetes son emitidos por los doce bancos de la Reserva Federal correspondiente a distintos distritos que se identifican con las letras y números siguientes:

Letras y números Federal Reserve Bank Iniciales
A-1 BOSTON BOS
B-2 NEW YORK NY ó NYC
C-3 PHILADELFHIA PHL ó PHI
D-4 CLEVELAND CLV
E-5 RICHMOND RCH
F-6 ATLANTA ATL
G-7 CHICAGO CHI
H-8 SAINT LOUIS STL
I-9 MINNEAPOLIS MPL ó MIN
J-10 KANSAS CITY KC ó KCM
K-11 DALLAS DALLAS
L-12 SAN FRANCISCO SF ó SFO

 

La letra correspondiente aparece en el centro del sello del banco emisor y su número en ambos lados del billete en la parte central e inferior, es decir cuatro totales, dos a cada lado.

Serie: Corresponde a la del año de autorización por el secretario del Tesoro y está situada en la parte inferior a la derecha del retrato. Cuando se producen cambios en los firmantes de los billetes de una serie se adiciona una letra a continuación del número para señalarlo, por ejemplo: 1950 A el primer cambio, 1950 B el segundo.

Número de la serie: Está constituido por una letra inicial, ocho dígitos y una letra final; la letra inicial debe ser la misma que la del banco emisor: las letras y números deben estar perfectamente alineados y tener igual altura y la separación entre letras y números y entre estos entre sí debe ser uniforme.

El número de la serie se ubica en la parte derecha superior e inferior izquierda del billete y su color es verde con igual tonalidad que la del sello del tesoro.

Los números de una misma serie nunca se repiten.

En el caso de billetes utilizados en sustitución de otro con defecto de impresión aparece un asterisco (*) al lado de la letra final.

Retrato Central: Desde1928 se mantienen los mismos retratos para cada denominación, correspondientes a estadistas norteamericanos según lo siguiente:

Valor Personaje Nombre En letras
1.00 George Washington One

Dollar

2.00 Thomas Jefferson Two

Dollars

5.00 Abraham Lincoln Five

Dollars

10.00 Alexander Hamilton Ten

Dollars

20.00 Andrew Jackson Twenty

Dollars

50.00 Ulises S. Grant Fifty

Dollars

100.00 Benjamín Franklin One Hundred Dollars

Denominación: La denominación en letras aparece en la parte inferior del billete y la numérica en sus cuatros esquinas. Además, la denominación en números aparece superpuesta sobre el sello del tesoro.

Firmas: Corresponden a la del secretario del Tesoro, ubicada en la parte inferior derecha del billete y del Tesorero de los EUA a la izquierda.

Letra y número de la placa de impresión (cliché): Aparece en la parte inferior derecha del billete cerca de la denominación en números de esa esquina. La letra debe ser la misma que la del cuadrante de la impresión.

Letra y número del cuadrante de impresión: Aparece en la parte superior izquierda del billete cercana a la denominación en números en la esquina.

La letra debe ser la misma que la de la placa de impresión.

Leyenda de curso legal: Ubicada en la parte superior izquierda encima del sello del banco emisor y dice actualmente:

“This note is legal tender for all debts public and private”

En años anteriores esta leyenda tenía un texto mayor cubriendo cuatro o tres renglones mientras ahora solo tiene dos.

Reverso

Leyenda: United States of America y debajo In god we trust (esta última a partir de 1957) en la denominación de $1 y en las restantes a partir de 1963) ubicadas en la parte superior central del billete.

Denominación: La denominación en letras aparece en la parte inferior del billete y la numérica en las cuatro esquinas.

Viñeta: Están situadas en la parte central y son las siguientes según la denominación.

Valor Viñeta Nombre En letras
1.00 Great Seal of the United States One

Dollar

2.00 Declaration of Independence Two

Dollars

5.00 Lincoln Memorial Five

Dollars

10.00 U.S. Treasury Building Ten

Dollars

20.00 White House Twenty

Dollars

50.00 U.S. Capitol Fifty

Dollars

100.00 Independence Hall One Hundred Dollars

Número de placa: Pequeño número situado en la parte derecha.

Ejemplo: Billete de 100 USD, serie 1996

  1. Indicadores de la Reserva Federal. Un nuevo sello representa a todo el Sistema de la Reserva Federal. La letra y el número bajo el número de serie de la izquierda identifica la emisión del Banco de la Reserva Federal.
  2. El retrato está fuera del centro, dejando espacio para las marcas de agua.
  3. Hilo de seguridad. Una hebra incrustada verticalmente a la izquierda del retrato indica la marca de 100 dólares. Se pueden ver las palabras “USA 100” y una bandera desde ambos lados del billete cuando se expone a una luz. El hilo se torna rojo bajo la luz ultravioleta.
  4. Marcas de agua. Una marca de agua de Franklin (idéntica al retrato) situada en el espacio en blanco a la derecha del retrato es visible por ambos lados cuando se torna el billete a la luz.
  5. Color de la tinta. El número en la esquina inferior derecha del anverso del billete parece verde cuando se observa directamente, pero se torna negro si se mira inclinado.
  6. Números de serie. Se ha añadido una letra al número de serie.
  7. Mejor visión. El contraste en el tamaño de los números no aparece en el reverso de los nuevos billetes de 100 dólares; sin embargo, se incorporará en la esquina inferior derecha de los futuros billetes de 100 dólares.
  8. Modelo de impresión de letra pequeña. La letra pequeña impresa en el retrato y en el edificio es difícil de replicar.
  9. Microimpresión. En el anverso del billete, se repite “USA 100” dentro del número 100 en la esquina inferior izquierda. La leyenda “The United States of America” aparece como una línea en la solapa izquierda del abrigo de Franklin.

Identificación de billetes falsos

Actualmente las entidades minoristas comerciales y de servicio que efectúan ventas en dólares norteamericanos generalmente se proveen de algún medio técnico que permite la comprobación de algunos de los elementos de seguridad del billete como por ejemplo plumas para verificar la calidad del papel y detectores de tinta magnética. No obstante que estos medios posibilitan determinar a priori de un número de falsificaciones, existen otras que por su calidad no son detectables por estos medios e incluso por otros de mayor rigor técnico y comprobación más integral.

Lo antes expuesto evidencia que existen falsificaciones cuya identificación solo es posible mediante el examen personal y minucioso de sus características y la comprobación de sus dispositivos de seguridad y elementos que se correlacionan, práctica que es recomendable aplicar sin excepción en el caso de los billetes de mayor denominación (100 y 50) que son en las que se concentran las falsificaciones industriales de excelente calidad, al extremo de no resultar detectables en la actualidad por lo equipos puesto a ese fin.

Examen preliminar

A fin de facilitar y precisar las comprobaciones que a continuación se detallan debe contarse con un billete legítimo e incluso con más de uno con diferentes grados de uso que posibilite su comparación con el billete a evaluar.

El examen debe comenzar por la comprobación de la legitimidad del papel, ya que es uno de los elementos del billete en que existe mayor dificultad para su imitación. La persona acostumbrada a manipular dólares norteamericanos se habitúa al tacto del billete genuino y aprecia diferencias cuando se trata de otro papel distinto por su fragilidad, encerado, demasiado grueso y blando.

No obstante, en los billetes muy usados no es tan manifiesta esta identificación al tacto por lo que en caso de duda puede “tocarse” el billete con plumas especiales a ese fin o con tintura de yodo, en ambos casos de ser falsos se observaría un color oscuro, y en el caso del yodo es de mayor intensidad.

Otro medio de detección es utilizar una goma de borrar, ya que el US dólar tiene una tenue coloración verde que en el legítimo puede aclararse, pero no se borra y de haberse imitado mediante impresión se decoloraría.

En los billetes de series posteriores a 1990 dotados de hilo de seguridad micro impreso y visible a trasluz este dispositivo facilita la comprobación del papel a simple vista.

Otra forma preliminar para lograr la inmediata observación de un billete falso o alterado es comprobando la correspondencia entre ciertos elementos del billete son:

la letra identificativa del banco emisor situada en la parte central del sello y los cuatros números (dos a cada lado del billete) que figuran en el anverso.

Que las letras y números de la serie estén perfectamente alineados, que su separación sea uniforme, que la letra inicial sea la misma que identifica al banco emisor y su color sea verde igual al del sello del tesoro.

Que la denominación en letras y números tanto en el anverso como en el reverso sean coincidentes, incluyendo la superpuesta sobre el sello del tesoro en el anverso.

Que el retrato del anverso y la viñeta del reverso se corresponda con la denominación de que se trate.

Por último una observación detallada del retrato y la viñeta del reverso pueden permitirnos encontrar imprecisiones y/o falta de nitidez (especialmente en comparación con un billete legítimo) ya que las planchas grabadas en acero elaboradas a mano para la impresión del billete están conformada por líneas individuales trazadas con diferentes grosores (técnica conocida como impresión lineal) por lo que resulta difícil de reproducir con igual precisión por otros medios, aunque el avance técnico de los mismos en los últimos años hace que en ocasiones estas diferencias no puedan apreciarse a simple vista.

También con respecto a la impresión existe una diferencia con los impresos por otros medios, apreciable al tacto, que es la sensación de relieve que produce la impresión intaglio, pero existen falsificaciones en que este aspecto se imita bastante bien y en el caso de billetes muy usados este relieve no es fácilmente apreciable.

Los distintos pasos señalados para la revisión preliminar realizada mediante observación visual y sin contar con ningún medio técnico auxiliar debe permitir:

  • Detectar todo tipo de alteración en un billete
  • Identificar las llamadas falsificaciones de poca calidad conocidas como burdas o pobres.
  • Detectar billetes a los que podemos considerar presumiblemente falsos y que deben ser sometidos a un examen técnico de carácter general.

Examen técnico general

De acuerdo a lo anterior las comprobaciones técnicas que describiremos es factible de efectuarse por personal con cierto grado de especialización y experiencia y con el auxilio de medios técnicos sencillos, tales como equipos ópticos con iluminación o sin ella, detectores de tinta magnética y lámparas de luz ultravioleta (uv).

  1. Con el detector de tinta magnética puede verificarse que existe en las partes impresas en intaglio (leyenda, retrato, denominación en letras y números) y que no existe en el sello del banco emisor que está impreso tipográficamente con tinta fiduciaria pero no magnética.
  2. Con el uso de una lupa, preferiblemente con iluminación, es posible comparar los trazos del retrato y la viñeta del dorso del billete que estamos evaluando con los de un billete legítimo, igual verificación puede realizarse en las partes ornamentales del billete.
  3. La lámpara de luz ultravioleta puede ratificar la legitimidad del papel, ya que el billete no debe reflejar o fluorecer bajo su efecto.

Estas comprobaciones en su conjunto deben posibilitar llegar a una conclusión definitiva sobre la legitimidad del billete.

Ejemplo de falsificaciones de gran precisión

Súper dólar

Con el nombre de “Súper dólar” se ha identificado una falsificación industrial de la más alta calidad de los billetes de $100 USD. Fue detectado por primera vez a finales de 1989. Posteriormente se le han eliminado algunas imperfecciones dando lugar al llamado “Hijo del Súper dólar”. Esta falsificación se supone originaria del Medio Oriente ya que inicialmente se recibían de países de esa área geográfica, pero actualmente está extendida a todas las partes del mundo.

A continuación, se describen las imperfecciones detectadas:

* Los errores de impresión que más se destacan son el 1 y el 4.

  1. La sombra más clara en el tronco del árbol.
  2. La rotura de los ladrillos no es tan evidente como en el billete genuino.
  3. La línea aparece en la parte de abajo del edificio.
  4. El área blanca en la base del árbol.
  5. El lado izquierdo de la ” T “.
  6. La letra “O” no aparece totalmente formada.

Nota: Este tipo de falsificación puede encontrarse fundamentalmente en los billetes con serie del año 1988 y en menor medida en los del año 1985.

Error de impresión (La sombra más clara en el tronco del árbol)

Original Falsificación

Error de impresión (el área blanca en la base del árbol)

Original Falsificación

El hijo del Súper Dólar

Es una falsificación industrial de la más alta calidad de los billetes de $100 USD. Es una variante mejorada del “Súper dólar” al cual se le han eliminado algunas imperfecciones dando lugar al llamado “Hijo del Súper Dólar”. Esta falsificación se supone originaria del Medio Oriente ya que inicialmente se recibían de países de esa área geográfica, pero actualmente está extendida a todas las partes del mundo.

A continuación, se describen las imperfecciones detectadas:

* Los errores de impresión que más se destacan son el 1 y el 4.

  1. La sombra más clara en el tronco del árbol.
  2. La rotura de los ladrillos no es tan evidente como en el billete genuino.
  3. La línea aparece en la parte de abajo del edificio.
  4. Un área blanca en la base del árbol.

Nota: Este tipo de falsificación puede encontrarse fundamentalmente en los billetes con serie del año 1988 y en menor medida en los del año 1985.

Súper K

Con el nombre de “Súper K” se ha identificado una falsificación industrial de la más alta calidad de los billetes de $100 dólares, emisión del año 1990. Esta falsificación se supone originaria de Asia ya que inicialmente se recibían de países de esa área geográfica, pero actualmente está extendida por todo el mundo.

Características:

  • Por su calidad puede considerarse dentro del grupo de falsificaciones expertas.
  • La calidad del papel es muy similar a la del billete legítimo.
  • La impresión es bastante nítida, con relieve.
  • Tiene hilo de seguridad micro impreso, insertado en el papel.
  • El número de folio no se repite.

A continuación, se describen las imperfecciones detectadas:

Los defectos son minúsculos, difíciles de precisar a simple vista y se encuentran en el anverso del billete.

  1. En el extremo inferior izquierdo, a la derecha del número 100 aparecen dos líneas curvas que se unen, siendo paralelas en el billete legítimo.
  2. En los labios del patriota (Franklin), a la derecha, aparecen líneas que simulan una débil sonrisa.
  3. Dos líneas alrededor del retrato de Franklin.

Nota: Aunque este tipo de falsificación se reporta solo en la serie de 1990, es conveniente revisar estos detalles en las series de 1991 a 1995, debido a que presentan iguales características de formato y diseño.

BIG FACE

Este tipo de falsificación se refiere a los billetes de 100 USD de la serie de 1996.

Advertisements

En esta falsificación las imprecisiones que se aprecian son detalles diminutos que deben ser observados con gran detenimiento:

Detalle Legítimo Falsificado
Anverso
Sello de la reserva federal (negro)
  • El pecho del águila y del pedestal son más oscuros
  • Las Líneas blancas horizontales en las alas del águila se ven menos visibles.
  • El pecho del águila y el pedestal son más claras.
  • Las Líneas blancas horizontales en las alas del águila se ven más exactas.
Orla derecha del billete
  • Las líneas de las puntas son más finas, con menos tinta.
  • La línea del capitel es menos precisa, más fina
  • Las Líneas de las puntas son más gruesas o manchadas de tinta.
  • La línea del capitel está mejor trazada, más gruesa
Marca de agua La efigie del patriota está bien definida
  • La efigie del patriota muestra rasgos disímiles, en ocasiones:
  • la nariz es un trazo recto
  • los ojos son rayas horizontales
  • la mandíbula es más alargada.
Reverso
Torre de la Iglesia La parte izquierda del pical tiene un trazo discontinuo. Los trazos son continuos y mejor impresos