¿Sabía que existe un restaurante en el que los platos son limpiados por la lengua de un burro y otro en el que bañarse en cerveza es todo un placer?

Lo más exótico de la cocina en 'Restaurantes Extraños'. El canal ‘Travel & Living Channel’, TLC, transmite desde este mes un programa poco convencional que demuestra que en cuestión de gastronomía y excentricidades la imaginación no tiene límites.

Cada jueves a las 10:00 de la noche se emite ‘Restaurantes Extraños’; una travesía por el mundo de los restaurantes relatada por Blob Blumer, quien cada capítulo revela cuatro lugares que se destacan por su originalidad y porque el comensal ocupa un papel fundamental al hacer parte del espectáculo. Estos son algunos de ellos:* En Japón hay un local atendido exclusivamente por monos, quienes son los encargados de darle una verdadera experiencia a sus visitantes. Pero en el intento puede haber una que otra sorpresa.

* Y para los que jamás contemplamos la idea de comer en un inodoro, existe un lugar en Taipei que sirve la comida en pequeñas tazas muy similares a las de los inodoros.

* ¿Quién va a comer para ser atacado por ninjas? Pues en un restaurante si pasa esto. Durante el servicio y en el momento menos pensando pueden salir varios ninjas y lanzar un grito de ataque que lo dejarán con los pelos de punta.

* Y como  muchos consideramos a las mascotas un integrante más de nuestra familia, para ellos hay un espacio en Estados Unidos especializado en comida gourmet para perros. El único requisito es que asistan vestidos de gala.

* En Italia hay un restaurante dentro de una granja con un marcado estilo campestre y en donde los platos son limpiados por la lengua de un burro. Y aunque nadie lo pueda creer es uno de los más concurridos.

Te puede interesar:  ¿Ensalada César o Caesar?

* Y para los amantes de la cerveza, Republica Checa tiene un lugar en el que los comensales pueden bañarse en toda la cerveza que quieran para beberla después.

 

Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"