¿Ensalada César o Caesar?

Aunque algunos estén tentados de pensar que es una ensalada antigua o que esta ensalada lleva el nombre en honor al emperador César, o que su procedencia es de origen californiano como algunos tratan, no están bien encaminados, ya que su creación o al menos cuando tomó carta de naturaleza fue por la década de los 20 del siglo pasado (XX) y a pesar de ser tan reciente hay ciertas lagunas en cuanto a sus datos históricos y por supuesto nada que ver con el emperador citado.

La paternidad se la han disputado al parecer más de una persona. Las historias más consistentes de su creación, durante la Ley Seca en el decenio 1920-1930, cuando los Estadounidenses de California se iban a Tijuana a degustar los caldos prohibidos en su país, son así:

Se dice o escribe que la creación fue debida a Alessandro Cardini en homenaje a su hermano César que había fallecido y que en vida había requerido a su hermano que crease una receta con su nombre.

Otros dan las siguientes versiones:

Con los mismos protagonistas, en el Hotel César Palace, sito en Tijuana (México) de los hermanos Cardini, después de un largo fin de semana que tuvieron unos artistas de Hollywood en 1920, el maestro Alessandro les preparó esta ensalada.

Otros dan como fecha del evento el 4 de julio de 1924 cuando unos clientes de la Jet californiana, (Aviadores), visitaron el Hotel César y el Chef Alexssandro se encontró sin muchas viandas en su despensa debido a que tenía el Hotel lleno de los pasajeros del “Prince of Wales” en visita turística por América del Norte y tuvo que demorar un día su salida por mal tiempo, así que la gerencia del Hotel se encontró con que su clientela se quedaba una jornada más y debido a este motivo sus provisiones de boca escasearon y no pudo ofrecer más que la ensalada objeto de este escrito.

La ensalada estaba compuesta de los siguientes ingredientes; lechuga, huevos pasados por agua, ajo, salsa Worcetershire, jugo de limón, aceite de oliva, queso parmesano rallado, costrones de pan, sal y pimienta. Como podéis observar no llevaba anchoas esta César incipiente. (Ver receta al final).
Tratando el tema de las anchoas, no he encontrado documentación de cuando se empezaron a utilizar, pero esta ensalada sin anchoas pierde cuerpo.

Te puede interesar:  La jocosa historia del tenedor. Una historia para contar

Hay versiones que dicen que la ensalada la preparó el mismo César Cardine en el comedor, (servicio de gueridón), a la vista de los comensales, aunque algunos dicen que este hecho lo protagonizó Livo Santini y otros que fue Jack Romaine.

Fuera quien fuese quien preparó esta ensalada, seguimos con los hechos del 4 de Julio, resultó una ensalada excelente a juzgar por los aplausos de los comensales y parece ser que en un principio recibió el nombre de “Ensalada de los aviadores” y fue posteriormente cuando los clientes del Hotel César comenzaron a denominarla con el nombre del local.

Los huevos empleados en esta ensalada son pasados por agua por muy poco tiempo, máximo un minuto, tanto fue así que en el año 1990 las leyes californianas prohibieron la venta de la ensalada César ya que consideraban que llevaba huevo crudo en su composición. La prohibición siguió hasta que en 1998 se volvió a estudiar el asunto y se volvió a permitir su venta.

Esta ensalada se debe preparar a la vista del cliente por el Maître de la sala, que si a la vez es un buen showman dará espectáculo a la preparación.

Aunque no viene a cuento con el tema, todavía recuerdo una preparación de unos plátanos flambeados, (Plátanos Singapur), en un restauran de Singapur, el Maître con toda la parafernalia junto a la mesa y a la hora de flambear los plátanos el licor corría por una piel de naranja cortada en espiral que sujetada por uno de sus extremos con un tenedor y el licor ardiendo iba deslizándose por la piel hasta llegar al plato donde estaban acomodado los plátanos, pero para que no se perdiera detalle tanto los que íbamos a degustar el plato como resto de clientela, las luces del restaurante se atenuaron y el espectáculo fue fantástico.

¿Cómo preparar una ensalada de este tipo?

Los ingredientes que siempre debería tener una ensalada César son los siguientes:

Costrones de pan, ajo fresco, anchoas, huevo pasado por agua máx. 1 minuto o huevo crudo, salsa inglesa, parmesano y pimienta recién molida y la lechuga correspondiente que puede ser un mézclum de hojas verdes.

Luego vienen los añadidos, que van bien pero que salen de lo que es una César ortodoxa como: setas, pollo cocido, jamón cocido, etc.

Te puede interesar:  Historia del vino (2020)

Preparación de lo que seria una ensalada César ortodoxa, de los primeros tiempos.

Ingredientes

1/2 kilogramo de lechuga romana

3 cucharadas de aceite de oliva

2 dientes de ajo medianos, cuidado con el ajo, yo probaría con medio diente y probaría e iría aumentando según el gusto que vaya tomando el aliño. Otra solución es tener preparado aceite al aroma de ajo, que se hace poniendo unos ajos en aceite y dejarlos en maceración por lo menos durante 20 días.

1 huevo

1 cucharada de jugo de limón o según gusto del oficiante.

1/2 taza de queso parmesano rallado

1 y 1/2 taza de costrones de pan.

Salsa Worcetershire al gusto

Sal y pimienta al gusto

Preparación

El huevo lo pasaremos por agua hirviendo por un minuto, lo pasamos por agua fría para evitar que siga su coagulación. El aliño lo preparemos batiendo el aceite, huevo, ajo, limón, salsa inglesa, hasta que quede una mezcla homogénea, nos quedará espesita. La lechuga después de bien lavada y quitada el agua lo mejor posible, la trocearemos y cubriremos con ella el fondo del bol o plato de servicio. Pondremos los costrones encima de la lechuga.

Los cortes de pan, en daditos los pondremos en el horno con un poco de aceite y cuando estén bien doraditos los tendremos listos para su uso, también se pueden hacer fritos o tostar en el horno sin aceite. Para aceitar el pan es muy práctico hacerlo con un spray. Aliñamos la ensalada y encima de todo pondremos el parmesano rallado.

Ensalada César, (ésta ya con sus anchoas):

Ingredientes que necesitaremos:

Uno o varios cogollos de lechuga.

Pan francés cortado en dados.

Ajos según gusto.

8 filetes de anchoas en aceite.

1 golpe de salsa Worcetershire, (entre una cucharilla de café a una cucharada de sopa).

2 cucharadas de zumo de limón.

1 cucharilla de café de pimienta recién molida.

Sal marina al gusto

2 huevos pasados por agua hirviendo máximo 1 minuto. Hay quien los utiliza crudos.

½ taza de café italiano de queso parmesano

½ taza de café de lamas finas de queso parmesano.

Preparación

Una vez limpia, bien lavada, seca la lechuga y cortada la podemos poner en la nevera por espacio de 30 minutos, con esto haremos que quede la lechuga algo mas crujiente. Freír los dados de pan en aceite de oliva o tostarlos al horno, si se fríen al sacarlos de la sartén ponerlos sobre papel absorbente para quitar parte del aceite absorbido. Con los ajos aromatizar el bol en que vayamos a servir la ensalada, el método es machacar los dientes de ajo hasta su desintegración, frotar con esta pulpa las paredes de bol y luego quitar la pulpa.

Te puede interesar:  Apuntes sobre la Cerveza

Realizar la misma operación con los filetes de anchoas, pero en este caso no quitar los trozos de anchoas del bol. Poner la salsa Worcestershire, el jugo de limón, la pimienta molida y la yema de los huevos y mezclar todo bien hasta obtener una mezcla homogénea, ahora añadir el aceite poco a poco, como si de hacer una mahonesa se tratara, espesada la salsa, estará a punto. Añadir la lechuga, lamas de queso y costrones al bol, revolver y finalmente espolvorear con el queso tallado.

Nota.

Hay quien al aliño le suele añadir una cucharilla de café de mostaza inglesa. Los costrones, si los hacemos al horno, después de rociarlos con el aceite usando el spray, les podemos de poner un poquito de pimienta recién rallada. También se suele utilizar tofú en vez de huevo. Actualmente se le suele añadir vegetales, pollo, gambas, etc. Estos ingredientes los podemos saltear o cocer ligeramente y ponerlos en la ensalada, lo que nos hará del plato una buena entrada.

Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
ensalada