Turismo Gastronómico – Guía para la implementación (Parte 5)

Definiendo la estrategia competitiva del destino

Definiendo la estrategia competitiva del destino

La estrategia de turismo gastronómico del destino se construye en torno a los siguientes cuatro pilares:

  1. El modelo de desarrollo turístico: la misión y la visión, los principios inspiradores y los objetivos estratégicos del destino,
  2. La estrategia territorial,
  3. La estrategia competitiva del destino gastronómico, y
  4. Las estrategias básicas: estrategia de producto, públicos objetivos prioritarios, mercados y posicionamiento.

Estrategia de desarrollo turístico

¿Cuál ha de ser el papel y peso de la gastronomía en el desarrollo turístico del destino? Y ¿cuáles han de ser sus relaciones con respecto a otros sectores económicos y sociales? Se trata de conseguir que el desarrollo del turismo gastronómico se realice de forma armónica y equilibrada con respecto al resto de sectores y actividades. Será necesario definir, tanto la misión como la visión, de la estrategia de turismo gastronómico, aspectos que:

  • deben ser formulaciones/declaraciones conceptuales y, por lo tanto, deben ser ambiciosas e inspiradoras,
  • Deben servir de referente para los objetivos estratégicos del destino. Es decir, todas las grandes decisiones que condicionen la evolución de la estrategia de turismo gastronómico deben ser coherentes con estas formulaciones,
  • Se conciben en el (muy) largo plazo: Como actividades transversales, el turismo y la gastronomía tiene una gran inercia e impacto en el territorio. Requieren de inversiones a largo plazo, crean interdependencias entre diferentes sectores de la economía, la cultura y la sociedad del destino, y el funcionamiento del producto base del proyecto, la cultura gastronómica, supera obviamente la escala temporal de cualquier estrategia, y
  • Por lo tanto, deben ser consensuadas y validadas por los diferentes actores del territorio para garantizar la aceptación, comprensión y permanencia en el largo plazo.

La misión de la gastronomía en la propuesta turística del destino debe definir los objetivos fundamentales que persigue la ANT u OGD a través de la apuesta por este sector de actividad.

La visión nos debe ofrecer una fotografía a largo plazo de lo que el proyecto será en el futuro. Se trata de un escenario deseado y, por tanto, debe ser inspiradora, definir un ideal para el plan.

Te puede interesar:  La Estrategia según Jack Trout

Estrategia territorial

  1. ¿Cómo ha de estructurarse territorialmente el turismo gastronómico?
  2. ¿Cuál es el papel asignado a cada área turística y/o recurso, y cómo se han de vincular conceptualmente y físicamente entre sí?
  3. ¿Cómo debe estructurarse la propuesta de gastronomía en relación a la realidad territorial del destino?

Se trata de conseguir que la implantación territorial del turismo gastronómico se realice de forma óptima, tanto desde el punto de vista de la sostenibilidad cultural, social y medioambiental, como desde el punto de vista de la competitividad, y teniendo como referencia los objetivos de la mejora de calidad de vida de la población local.

Estrategia competitiva

Entendemos por estrategia competitiva, la elección entre diversas alternativas, como visión a largo plazo, de la estrategia que proporcione la máxima ventaja competitiva a la estrategia de turismo gastronómico del destino. Las alternativas son:

  • Liderazgo en coste: es una estrategia basada en la eficiencia que minimiza los costes y permite competir en el mercado con precios más bajos que otros destinos similares,
  • Enfoque o especialización: es una estrategia que se basa en un ámbito de especialización, de forma casi exclusiva, pero en el que el destino es reconocido como la mejor opción,
  • ‘Blue Ocean’: Es una estrategia basada en un ámbito de especialización en el que no existen destinos competidores, y
  • Diferenciación: es una opción estratégica basada en la puesta en valor y aprovechamiento de los valores de la oferta del destino que lo caracterizan y lo hacen diferente de sus competidores.

En este sentido, la estrategia competitiva que se propone normalmente para un destino de turismo gastronómico es de diferenciación.

Te puede interesar:  40 cosas que nunca debes olvidar

Por lo tanto, se deberán identificar los vectores y atributos que singularizan la oferta gastronómica del destino y en los que se apoyará la propuesta estratégica del destino de turismo gastronómico.

Estrategias básicas

Las estrategias básicas a definir son:

Estrategia de producto:

¿Cuáles Han de ser los productos o actividades de turismo gastronómico a potenciar y con qué prioridades?Para ello, se propone utilizar la metodología de la matriz potencial/atractividad, que permitirá definir el portafolio de productos de turismo gastronómico.

Estrategia de mercados y públicos objetivo:

¿Cuáles han de ser nuestros clientes?: La determinación y priorización de los públicos objetivo para cada uno de los productos o actividades turísticas propuestas. Para ello, se identificarán los principales grupos de interés y los públicos objetivos y los mercados prioritarios.

Estrategia de posicionamiento:

Definimos como posicionamiento del turismo gastronómico del destino, el lugar que éste quiere ocupar en la mente de sus grupos de interés y sus públicos objetivos, es decir, la imagen que queremos que se perciba del destino, para cada uno y para el conjunto de los grupos de interés y públicos objetivos. El posicionamiento del destino de turismo gastronómico se concretará en una propuesta de valor única, una unique selling proposition (USP). Se trata de una frase simple que debe resumir de forma casi completa el conjunto de los valores asociados al posicionamiento gastronómico del destino.

Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
Turismo Gastronómico