“¡No quiero volver al restaurante!” expone los daños que provoca en el organismo la comida modificada, y acusa a la industria química de pagar a determinados restaurantes por el uso de sus productos.

El periodista gastronómico alemán Jörg Zipprick acaba de publicar en España “¡No quiero volver al restaurante!”, un libro en el que presenta la cocina molecular como “el escaparate de la industria químico-alimentaria” y dañina para la salud.

En el libro, Zipprick explica con un texto claro y accesible “lo que hoy día -según el autor- debería saber cualquier potencial cliente sobre algunos restaurantes” y revela que las técnicas de la denominada cocina molecular “no las han diseñado cocineros geniales, sino industriales alimentarios”.

En su libro, cuyo blanco predilecto es el cocinero catalán Ferrán Adriá -conocido en el mundo entero por sus experimentos culinarios- revela también que la investigación para el empleo de aditivos en el restaurante “la han financiado la industria química… y el contribuyente”.

Zipprick explica la creación del proyecto Inicon, que es un “proveedor de servicios para la investigación orientado al mercado e independiente”.

El autor sostiene, además, que “ningún responsable quiso responder a la pregunta de si ‘a los chefs de cocina se les ha pagado con dinero de los impuestos y de la industria para integrar la química en sus platos'”.

La vanguardia de la cocina “apuesta en ocasiones por ingredientes entre los cuales algunos no dejan de suscitar polémica entre científicos”, explicó Zipprick, para quien “esto también lo saben los cocineros, que prefieren no informar a sus clientes sobre los componentes de sus creaciones”.

Te puede interesar:  Alimentos Naturales. Apuntes de la Fundación Española de Nutrición

Los “cómplices de la cocina tecno-emocional también hacen sus incursiones en la gastronomía tradicional… los representantes anuncian los supuestos ‘polvos mágicos’ con palabras como ‘con esto es con lo que cocinan los mejores cocineros del mundo'”, denuncia duramente el libro.

Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
Últimas entradas de MBA Yosvanys R Guerra Valverde (ver todo)