Invertir en el equipamiento del restaurante

Nunca ha sido un secreto el hecho de que la cocina de un restaurantees el corazón de esa gran maquinaria de los servicios gastronómicos; es la pieza clave para un comienzo y final perfecto en las operaciones. La combinación del factor humano con el material, donde se mezclan conocimientos, belleza, experiencia y sobre todo bienestar, sumado al entorno interior y exterior del local hacen que los clientes hambrientos y con dinero, inviertan sus recursos emocionales y económicos en satisfacción.
En otros artículos hemos comentado lo importante que resulta causar una buena primera impresión; ya no solo es suficiente un buen sabor y cantidad, los clientes esperan más que calidad; esperan bienestar, un buen ambiente, un clima agradable y sobre todo valoran, infinitamente, el tiempo. 
Ha sido un error ancestral considerar que el cliente se satisface si se le ofrecen platos abundantes y de buen sabor en un local pobre en decoración, iluminación y con equipos desfasados en el tiempo. En restaurantes así y con resultados debemos aplaudir a su personal, indiscutiblemente ellos son su mejor recurso, pero comienzan a depreciarse con el tiempo, por el desgaste al que se ven sometidos.
Abrir un restaurante no es cosa fácil, para poder hacerlo hay que tener luz larga, no se debe pensar solo en el presente, sino que hay que considerar la experiencia del pasado y visionar hacia el futuro
Cuando se planea cualquier tipo de inversión, ya sea para renovar o crear,  siempre se toman en consideración el público al que se dirigirá el negocio, el menú que se ofrecerá y la ubicación; personalmente considero que estos son los tres primeros elementos que cualquier empresario valoraría para tomar decisiones y crear presupuestos; y eso es lo lógico, ahora el gran problema radica en cuán equilibrado está ese presupuesto. Si vamos al detalle, hay partidas claves que demandan un minucioso seguimiento, no se puede comprar por comprar y llenar espacios y ese es uno de los mayores errores que se comenten. 

Neufert: El gran arquitecto

Neufert, un gran arquitecto que dedicó mucho tiempo a detallar en planos de restaurantes, de distintos tipos y en distintos espacios, siempre ha dejó claro en sus obras el papel tan importante que juega el mobiliario y las maquinarias en este tipo de negocio y coincido con él, por el rol que estos desempeñan en todos los aspectos. Y me explico: Aunque usted como restaurantero cuente con un personal motivado, joven y con experiencia en el servicio, son seres humanos que se fatigan por el tiempo al que se ven sometidos físicamente, si a esto le suma que el equipamiento para las preparaciones, la transportación y conservación no son lo suficientemente buenos se duplicará el trabajo y el tiempo de servicio y, ergonómicamente, van a impactar a su personal y, por supuesto, a su negocio; primero porque contará con un personal físicamente desgastado, incurrirán en ausencias o hasta el abandono del trabajo; usted se verá afectado por la inestabilidad y por consiguiente no logrará una estandarización de los servicios (con consecuencias en la calidad), estará sometido a un ambiente que puede conducir a demandas y perderá clientes; además de que buscarán la via más fácil pero menos recomendada para realizar sus labores. 

En este sentido mi mayor consejo, para ser breve, es que invierta en los mejores recursos materiales para que la combinación entre empleados y ellos conduzcan a resultados que se vean reflejados en los informes económicos y financieros de forma positiva, en la repetición de ese cliente que llegará a convertirse en un miembro activo de su negocio y en la estabilidad de su personal y su marca.

Para finalizar un ejemplo de proveedores de equipamiento de calidad, respetuosos del medio ambiente y de alta tecnología es esta empresa española con más de 30 años de experiencia.

Recuerden, invertir en el futuro es la mejor recompensa que pueden tener en el presente.
Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
restaurante