Bebidas alcohólicas

Alcohol

Breve historia del alcohol

Los hebreos y los árabes daban nombre de  al-kol a la estibira, sulfuro de antimonio natural. En la Edad Media se llamaba “alcool” a todos los cuerpos reducidos a polvo muy fino, más tarde se llamó alcohol a lo que se considera como la parte más sutil de cada cuerpo. El ácido sulfúrico se denominó “alcohol sulfuris” por considerarse como al quinta esencia del azufre. El nombre de alcohol empezó a usarse en el siglo XVI y corresponde al notable químico Lowitz la obtención del alcohol absoluto en el año 1796, años más tarde en 1808 el no menos famosa químico Saussure dio a conocer su constitución.

Las bebidas alcohólicas

Se le da el nombre de bebidas alcohólicas a todo líquido, que contiene alcohol, en mayor o menor proporción. En la mayoría de los casos mantienen el sabor característico de la materia que le dio origen, así como ciertas propiedades que las distinguen de otras. Los líquidos que contienen alcohol en su composición se conocen hace ya un gran número de años, tantos que nadie ha podido afirmar cuando ni cómo, ni por quién fueron creados. Lo que sí se puede afirmar, es que para que un líquido se produzca alcohol es necesario que haya sufrido el proceso de fermentación.

También es posible que la primera bebida alcohólica haya sido jugo de uva fermentado, conocido como vino, pero esto no se puede asegurar, porque no hay datos que confirmen esta posibilidad. En al actualidad se conoce una extensa variedad de bebidas alcohólicas, y para lograrlas se emplean diversas materias y variados procedimientos, tanto naturales como químicos. El origen de toda bebida está íntimamente ligada a la botánica, ya que un sin número de frutas, plantas, cortezas, cáscaras y raíces constituyen la base primaria de su confección.

Materias orgánicas que producen bebidas.

Como se ha dicho en párrafos anteriores, para que un líquido produzca alcohol, es necesario que éste fermente y que en dicho líquido se hallen presentes la glucosa o la sacarosa o también la lactosa. Hay productos en los cuales no se halla ninguna de estas materias orgánicas, pero al convertirlos en masa líquida y someter ésta a la fermentación, se opera un cambio entre sus componentes, dando lugar a la aparición de otras sustancias, como la diastasa, un fermento soluble que transforma los almidones en azúcares.

La glucosa

La glucosa es una sustancia orgánica que se halla presente en el jugo de varias frutas como: la uva, el higo, la ciruela, la cereza, la manzana y otras más. En el jugo de la uva es donde se encuentra la glucosa en mayores cantidades. A causa de ciertas características de la planta llamada Vid- la cual da el fruto mencionado-, en la que se reúnen gran variedad de sustancias minerales, que enriquecen el jugo con vitaminas, hasta el punto; que resulta un magnífico alimento. Este jugo se fermenta con mucha facilidad, y de él se obtiene las mejores bebidas que se conocen, como por ejemplo, el vino, que según se estima, además de ser la mejor y la más universal de todas, es la más sana.

La Sacarosa

La sacarosa y su aliada, la levulosa, se encuentran contenidas en la caña de azúcar, en la remolacha, en el maíz, en el sorgo y en muchos vegetales más. El jugo de la caña y de la remolacha son tan ricos en sacarosa que de ellas se obtiene el azúcar para abastecer el mercado mundial.

La Lactosa

La lactosa es una materia que produce el alcohol por medio de hidratación, o lo que es lo mismo, después de haber absorbido una gran cantidad de agua.

Las plantas como fuente de obtención de bebidas

La botánica es una ciencia que comprende el estudio del reino vegetal en sus formas extensas, estructuras internas, funciones vitales, distribución geográfica y las aplicaciones que del mismo hacen: la industria licorera, productos medicinales e industrias en general. La industria licorera está íntimamente con la botánica. Todas las bebidas alcohólicas, sin excepción, se obtienen del mundo vegetal, no importa que ciertos minerales y algún producto del reino animal están presentes en alguna fórmula No es posible obtener alcohol, ni los sabores que caracterizan cada bebida, sin la presencia de los vegetales.

Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
alcohol