Existen diferentes tipos de carros de servicio, cuyo objetivo  es facilitar el servicio y dar una nota de vistosidad,  haciendo más apetecible los manjares al cliente.

Carro auxiliar o Gueridón:
Los  gueridones son mesas auxiliares que se utilizan para el  servicio de mesas en restaurantes de categoría. En ellas se   depositan las soperas, fuentes, etc., con los manjares y se  emplatan las viandas y demás alimentos a la vista del  cliente.
Los gueridones se recubren con un muletón y un cubre-mantel y   se colocan cerca de las mesas al empezar un servicio. En general, se dispone de uno cada 2 mesas.
Corrientemente, son de madera como el resto de las mesas, con  la diferencia de que la mayoría son con ruedas para facilitar  los desplazamientos.
Recordemos que el gueridón se emplea como mesa auxiliar para dar una mayor vistosidad al servicio y realizar una serie de  operaciones que serían incómodas para el cliente y para el  personal del comedor, de llevarse a cabo en la misma mesa. Estas operaciones son:
  • Trinchado de carnes y aves.
  • Despinado de pescado
  • Emplatado de viandas.
  • Elaboración o acabado de algunos platos.
  • Flambeados.
  • Otros.

Las medidas más usuales de un gueridón son de 60 x 45 cms.

Carro de entremeses

Como su nombre indica, sirve para transportar este tipo de  alimento. Permite servir a un gran número de clientes con  rapidez y eficacia, por lo que es muy utilizado en hoteles y  grandes restaurantes. Al mismo tiempo brinda al cliente la  oportunidad de elegir lo que desea a la vista.

Los carros de entremeses suelen ser de varios tipos, pero los llamados de noria, con fuentes suspendidas que giran  alrededor de un eje, son de gran utilidad. Cada una de las  fuentes tiene varios compartimientos donde se colocan los diferentes productos, tiene la ventaja de que los alimentos a emplatar (poner en el plato) esté  siempre a una altura cómodo, cosa que no ocurre con los carros de entremeses  fijos.
Este último dispone de varios pisos o estantes con varios  compartimentos donde se colocan los diferentes componentes de  los entremeses, al igual que en el carro “noria”.
Tanto las ruedas como los ejes de estos carros deben ser  engrasados regularmente para que se muevan fácilmente y no hagan ruido.
Cuando un compartimiento se ha vaciado, debe cambiarse inmediatamente reponiendo el producto.
Deben utilizarse tantas piezas como sea necesario para no  mezclar sabores distintos. Si en un compartimiento no hay  pinzas y los compartimientos  contiguos son de productos diferentes, no  cogerse las pinzas correspondiente a  éstos en ningún caso. Debe irse al aparador y recoger unas  pinzas limpias, no sin antes rogar al cliente que espere unos  segundos.
Carros de postre (Pastelería)
El carro de pastelería tiene las mismas ventajas y características que el carro de entremeses y pueden aplicarse las  mismas normas que hemos citado. Suelen ser fijos, porque no  se acostumbra a disponer de tanta variedad de postres como de  entremeses y los postres de pastelería (tortas) suelen ser  bastante voluminosas, por lo que resultan más adecuadas las plataformas del carro fijo.

Carro de quesos

El carro de queso dispone normalmente de una sola plataforma con una campana protectora de plástico transparente, cuya  misión principal es evitar la difusión de olores de los quesos fuertes. Debajo hay un estante donde se colocan los  útiles necesarios para su servicio.
Sobre la plataforma se dispondrá  un muletón y un cubre que deber  revisarse antes de empezar cada servicio, pues los  quesos desprenden algo de grasa que mancha la tela y produce  un mal efecto, presentar a la vista del cliente el carro de  quesos con el mantel sucio.
Es aconsejable que el mantel este ligeramente húmedo para  mantener los quesos constantemente frescos y que no se  resequen.
Teniendo en cuenta lo que hemos expuesto sobre el olor fuerte  de algunos quesos, sólo se retirar  la campana en el momento  de partir y servir el queso elegido por el cliente, no antes.
Requiere una atención especial la limpieza de la campana.
Carro de Bebida
Se utiliza en algunos establecimientos y en él se disponen,  en la bandeja superior, las botellas de las bebidas más usuales, una cubitera con hielo y unas pinzas y, en la bandeja  inferior, las copas y vasos para servirlos, unos  bolos con  limón  y naranjas troceadas, y los útiles necesarios.

Carro Caliente
Se utiliza generalmente para transportar manjares y piezas  grandes, como el solomillo, el gigot, etc., que deben conservar una temperatura determinada para mantener sus cualidades.
Son de acero inoxidable o de metal inoxidable y madera, cuentan con un depósito de agua, debajo del cual hay uno o dos  infiernillos de alcohol que mantienen el agua a una temperatura apropiada. Encima del depósito va una placa o plancha  donde se coloca el manjar, tiene además, unos depósitos recipientes donde se colocan las salsas, que así también se mantienen calientes. El carro se cubre con una especie de campana que mantiene la temperatura y que solo debe abrirse en el momento de servir.
El carro caliente dispone, además de un recipiente con agua caliente donde se colocan los cuchillos, tenedores u otros  útiles para la manipulación y trinchado de los alimentos, y  el servicio de las salsas, y un porta-platos en el momento de  servir.
El depósito, al igual que el resto del carro debe limpiarse  después de cada servicio.
Es misión de los ayudantes tener a punto el carro cuando va a  utilizarse en el servicio, rellenando el depósito de agua,  comprobando la cantidad de alcohol de los infiernillos y el  estado de las mechas, etc.
Carro de Flameados
Son carros cuyo uso se va extendiendo y que se utilizan para  la preparación de platos, especialmente reducciones, flambeados y crepes. Constan de un fuego alimentados por una  pequeña bombona de gas que lleva el carro en su interior, así  como de recipientes para azúcar, mantequilla y jugos de frutas, a la vez que las botellas de licores comúnmente más utilizadas para la preparación de estas especialidades, saleros,  y especieros, etc.
A veces, disponen también de un pequeño cajón para cubiertos.
Han desplazado un tanto al “rechaud”, debido a que éste funciona con alcohol, como ahora veremos y la llama del gas es  más efectiva y más fácil de graduar.
Te puede interesar:  ¿Estamos preparados?
Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
Últimas entradas de MBA Yosvanys R Guerra Valverde (ver todo)