Por Lauren Cocking

(CNN) — Las comidas en los vuelos son definitivamente uno de los aspectos más difamados de los viajes aéreos.

A pesar de que algunas aerolíneas están adquiriendo chefs de clase mundial para crear sus menús, es probable que pocos pasajeros se entusiasmen con la posibilidad de comer a 30.000 pies sobre el Atlántico.

Pero, ¿qué pasaría si pudieras convertir el avión en tu destino y no solo en el medio para llegar allí? ¿Todo mientras mantenemos nuestros pies firmes en el suelo?

Una selección de aviones en desuso en todo el mundo se han convertido en restaurantes, lo que lo convierte en una experiencia gastronómica divertida y peculiar.

Aquí están ocho de los mejores restaurantes convertidos en aviones:

El Avión, Manuel Antonio, Costa Rica

restaurantes 

El restaurante y bar El Avión sirve cenas y una lección de historia dentro de un Fairchild C-123 convertido en restaurante en medio de una jungla costarricense.

Originalmente eran las mitades de un par de aviones de carga estadounidenses envueltos en el escándalo de tráfico de armas. Uno de ellos fue derivado a tiros en Nicaragua en 1986.

Posteriormente, la aeronave se dejó a un lado y, prácticamente, quedó olvidada hasta el año 2000, cuando fue comprada, renovada y transportada a su ubicación actual en un acantilado de Costa Rica.

Y cuando tu concepto y tu historia de fondo son tan únicos como el de este restaurante, no tienes que ser demasiado creativo a la hora de poner el nombre.

La Tante DC10, Accra, Ghana

restaurantes 

Fue un avión en operación de Ghana Airways, pero ahora este McDonnell Douglas DC-10 sirve platos ghaneses diariamente desde una ubicación privilegiada, justo al lado del aeropuerto.

Te puede interesar:  La expansión de la robótica de cocina continúa en California, el caso de la cafetería Bbox

Lo que antes era primera clase ahora es el área de espera, mientras que la clase econóimica se ha convertido en el lugar principal para tomar una copa o cenar.

Tenga la seguridad de que, aunque los asientos del medio aún están disponibles, el espacio para las piernas debajo de la mesa ha mejorado mucho.

restaurantes 

Si bien la comida que se sirve puede no poner a La Tante DC10 en línea para obtener una estrella Michelin en el futuro, este es el lugar ideal para aquellos interesados ​​en una experiencia de restaurante de avión.

Hawai Adda, Ludhiana, India

restaurantes 

Si bien la mayoría de los aviones se adhieren a interiores originales, el Hawai Adda se ha convertido en un lujo total.

Este Airbus 320, retirado de la flota de Air India, ahora tienen un fuselaje forrado con cabinas ostentosas, mientras que los platos vegetarianos dominan el menú.

restaurantes 

Inspirado en el Maharaja Express, el tren más lujoso de India, Hawai Adda es un valioso rival para la experiencia ferroviaria y fue el primero de su tipo en el país del sur de Asia.

Steaks on a Plane, Bolton, Reino Unido

Imagina una comida británica promedio reinventada dentro de un avión, y probablemente imagines algo similar a los ingeniosos chefs de Steaks on a Plane.

Compuesto por el extremo delantero sin alas de un Boeing 737 desechado, Steaks on a Plane no tiene glamour ni en su ubicación ni en su ejecución, sin embargo, todavía hay algo encantador en su comida servida en platos de poliestireno.

Incluso se puede ordenar desde una escotilla en el fuselaje.

Si decides comer, asegúrate de aprovechar para tomarte una foto en la cabina del piloto.

El dúo de padre e hijo detrás de este restaurante fue testigo del primer restaurante de aviones que despegó en la India, Hawai Adda, y quiso entrar en acción.

Inaugurado a finales de 2017, este establecimiento se apoya en gran medida en todo el concepto de novedad.

Los comensales potenciales deben recoger una tarjeta de embarque antes de dirigirse a su mesa, mientras que la cabina del piloto alberga lo que los propietarios afirman que es el único juego de simulación de vuelo en 3D de la India.

Sin embargo, una vez que te mueves a la cabina, el interior renovado de este antiguo Airbus Airbus A320 de Air India se ve definitivamente más atractivo que una experiencia normal en clase turista.

The Airplane Restaurant, Colorado Springs

restaurantes 

Dentro del fuselaje adornado por la Fuerza Aérea de EE. UU. de este pesado petrolero Boeing KC-97 de 1953, 42 afortunados comensales ahora pueden disfrutar de una visión de la historia de la aviación mientras degustan mariscos o un sándwich.

Los propietarios abrieron el Airplane Restaurant en 2002, lo que lo convierte en un pionero de EE. UU. en lo que respecta a las cenas abordo de un avión en tierra.

restaurantes 

Deberás reservar con anticipación para garantizar un lugar en el avión en sí, pero los huéspedes también pueden comer en la sección llamada “terminal”.

Si bien esa área no es un avión real, todavía tiene un aire al mundo de la aviación.

McDonald’s, Taupō, Nueva Zelandia

restaurantes 

Una de las atracciones más geniales en Taupō, Nueva Zelandia, es un McDonald’s (sí, realmente) aunque dudamos que los visitantes acudan aquí en busca de comida.

Te puede interesar:  Leche de Camella, la nueva tendencia gastronómica.

Es un Douglas DC-3 dado de baja, ahora pintado de plata con una franja roja y la famosa fuente de McDonald’s, lo que seguramente llama su atención.

Mientras que el antiguo avión de South Pacific Airlines voló a lo largo de los años 60, encontró una nueva vida en los años 90 cuando fue remodelado con espacio para unos 20 comensales.

En cuanto a la comida… Bueno, sigue siendo un McDonald’s.

Space Shuttle Cafe, Nueva York

Es desconcertante, pero el peculiar Space Shuttle Cafe no es un transbordador espacial. En realidad, está hecho de una selección de repuestos de un Douglas DC3, lo que significa que es mucho más avión que cohete.

Sin embargo, buena suerte al tratar de obtener una hamburguesa de este “food truck”: el Space Shuttle Café ha pasado por varias manos a lo largo de los años.

De hecho, su actual propietario aparentemente está dispuesto a preparar lo que quieras, pero si estás realmente interesado en cenar allí, puedes comprar los platos que ya están listos.

Soy un soñador y en mis sueños creo que un mundo mejor es posible, que nadie sabe más que nadie, todos aprendemos de todos. Me encanta la gastronomía, los números, enseñar y compartir todo lo poco que sé, porque al compartir también aprendo. "Vayamos todos juntos de los cimientos al éxito"
restaurantes 
Últimas entradas de MBA Yosvanys R Guerra Valverde (ver todo)